Donación de sangre de cordón umbilical

Por la importancia de este tema sobre la salud de la población, me he visto obligada a explicaros en qué consiste esta donación.

La recogida de esta sangre se llevaría a cabo una vez haya nacido vuestro hijo, pero aún no se haya producido el alumbramiento (salida de la placenta). No tiene ninguna repercusión sobre tu salud, y ni mucho menos sobre la de tu hijo.

images (17)

Os facilito el enlace del “Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical”, quién mejor que los expertos en el tema para explicároslo con pelos y señales. 

Plan Nacional de SCU

Está claro que el tema es bastante escabroso, así que si tenéis alguna cuestión no dudéis en consultarme.

Descripción de un parto

Muchas mujeres me han preguntado: ¿cuánto durará mi parto?, la verdad es que es una pregunta sin posible respuesta. Como mucho de un parto se pueden describir sus fases, pero en ningún caso se puede estimar su duración y/o desenlace.

A continuación, os explicaré en qué consiste un parto y sus fases. Supongo os servirá para haceros una idea de como evolucionará vuestro parto.

El proceso de parto se divide en tres fases:

  1. dilatacionDILATACIÓN: Proceso por el cual el cuello del útero se dilata (de 0 a 10 cm) y se borra (de 0 a 100%). Esto se comprueba con las exploraciones vaginales. Dentro de esta fase incluiríamos dos momentos, los cuales van a determinar cuando estáis  verdaderamente de parto o no.
    1.  Fase latente: va de 0 a 3 cm de dilatación, tendréis 2 – 3 contracciones cada 10 minutos, y posiblemente no os dejen ingresadas, si es así ingresaréis en la planta de maternidad. Deciros que esta es la fase más larga de todas, no desesperéis, además para nosotras las matronas todavía no estaréis de parto.
    2. Fase activa: va de 4 a 10 cm, aquí ya os ingresarían en paritorio en una sala de dilatación. En algunos hospitales en esa misma sala nacería vuestro hijo, en otros os pasarían a un paritorio llegado el momento.
  2. EXPULSIVO: en esta fase nacería vuestro hijo. Comenzaría cuando “estéis en completa” (jerga del paritorio), quiere decir que vuestro cuello del útero está totalmente dilatado y borrado. El bebé aquí tendrá que atravesar vuestra pelvis (canal del parto) hasta su nacimiento. También se divide en dos:
    1. Expulsivo pasivo:  cuando aún no notáis pujos (ganas de empujar).
    2. Expulsivo activo: notaréis pujos o ganas atroces de empujar.
  3.  alumbrarALUMBRAMIENTO: salida de la placenta, posterior a la salida del bebé. Ocurre de forma inmediata o aproximadamente en media hora. La placenta se inspecciona para asegurarnos que no se ha quedado ningún resto dentro del útero. 

RESUMEN EXPRES

Espero que os sirva para haceros una idea de que es lo que va a pasar de forma más fisiológica en vuestro parto normal. Ánimo, y ya veis que la naturaleza lo tiene todo controlado.

¿Estoy de parto?

Nos encontramos ante la eterna duda de toda embarazada a partir de la semana 38. La verdad es que, como veréis, la respuesta es sencilla y os aliviará de mucha ansiedad. 

En primer lugar, y lo más importante es que ante la duda, acude sin pensarlo a la matrona de tu centro de salud o al servicio de urgencias del hospital. Te ahorrarás agobios y tirones de pelos.

Enumeraré claves sencillas para que puedas identificar el inicio de tu parto:

reloj

  • Contracciones rítmicas cada 5-10 minutos durante una hora como mínimo. Al final del embarazo las contracciones típicas de este periodo aumentan en intensidad y podrían hacerte sospechar que el parto es inminente. La diferencia con las contracciones típicas de parto es que, las primeras son irregulares y remiten al relajarte: al sumergirte en agua caliente o ducha caliente o al tumbarte. El parto no se frena, siempre la intensidad y frecuencia de sus contracciones van a más. No siempre las contracciones iniciales de parto son dolorosas, por eso no hago referencia al dolor en ningún momento.  El dolor se produce por el agotamiento del músculo uterino, por eso la correcta oxigenación y la tranquilidad son tan importantes para el control de ese dolor.
  • rpmOtro motivo para sospechar que vuestro parto podría estar a las puertas, es la rotura de la bolsa de las aguas (rotura de bolsa amniótica). No siempre se rompe a modo de fuente, es posible que se haya producido una “fisurita” y notes que salga líquido de tu vagina que no puedes controlar. Lo podrías confundir con flujo vaginal ya que, hacia esa semana será abundante y más líquido. Ante la duda acude al hospital y que lo comprueben allí. No te preocupes por que el líquido amniótico una vez rota la bolsa no deje de salir, a tu bebé no le pasará nada.
  • pujoComo es lógico, deberás ir al hospital cuando tengas ganas atroces de empujar, “como si no hubiera un mañana”, y sufras una presión tremenda en tu pelvis. Parece un comentario obvio ¿no?, he conocido mujeres en el paritorio que han sospechado que podrían estaban de parto por la necesidad imperiosa de empujar, y llegadas a este punto las dio que pensar.

Teniendo en cuanta estas 3 pequeñas cosas, el momento de identificar tu parto no te resultará tan complicado. Recuerda que un parto, normalmente, es largo y por lo tanto no te preocupes que tendrás tiempo de ir al hospital, que te valoren, que te expliquen y, a lo mejor a leer un libro mientras mueves la cadera en la maravillosa pelota de partos.

¡¡¡Y recuerda, confía en ti y sabrás cuando estás a puntito de conocer a tu hijo!!!  

Alternativa para el control del dolor en el parto

ten confianzaComo sabéis el parto es la experiencia dolorosa de las mujeres por excelencia, tanto es así que los expertos en este campo han dedicado muchas horas en tratar de disminuir, e incluso eliminar este dolor. Sin duda tu relajación y la confianza en ti misma y en tu naturaleza te ayudarán a vivirlo de un mejor modo.

Parece ser que la técnica más extendida en nuestra sociedad para el control del dolor en el parto  es, por si alguien aun no lo sabe, “la analgesia epidurar”.  Esta técnica consiste en introducir un catéter o “tubo de goma” a lo largo del espacio epidural, en la zona baja de la espalda (zona lumbar), y a través de él introducir una medicación analgésica a lo largo de todo el proceso de parto. En el caso de que la epidural sea efectiva, que no en todas las mujeres lo es, te aliviaría en gran medida el dolor, es posible que alguna de vosotras no quiera someterse a una técnica invasiva (pinchazo en la espalda), o que por tu anatomía o por alguna enfermedad no puedas hacer uso de ella.

¡¡¡”Qué no cunda el pánico”!!!, a lo largo de varias entradas os iré explicando distintas técnicas, NO MÉDICAS, descritas en la bibliografía para el control del dolor durante el parto.

En principio hoy, para iniciaros, os hablaré de la Técnica de Acupresión, también llamada “Digitopuntura”. Es de origen oriental y se utiliza para aliviar distintas dolencias. Concretamente en el parto, aliviaría un dolor específico que sufren algunas mujeres durante este proceso, se trataría de dolor en la zona lumbar, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia calcula que le ocurre a un 30% de mujeres.

Imagen2¿Cómo realizar la técnica?, pues bien, tu pareja o acompañante te aplicaría una presión con ambos dedos pulgares sobre la zona lumbar, sobre los hoyuelos que aparecen en esa zona. Otra posibilidad sería aplicar esta presión con la base de la palma de la mano sobre la zona que te duela, y durante la contracción solamente. Te colocarías en la posición que te resulte más cómoda, siempre teniendo muy en cuenta que no puedas caerte.

Te propongo distintas posturas (imágenes de mi espalda): 

 

 

Como veis se trata de un modo fácil y cómodo, sin repercusiones ni para ti ni para tu hijo.

“Animaros y probarlo”