Parto inminente, ¿qué hago?

dibujo

Quiero dedicar esta entrada a aquellos partos, sorprendentemente, inmediatos. Esto no es, ni mucho menos, lo habitual, pero es verdad que en ocasiones ocurren y se nos cae el mundo encima. La verdad, no es para menos si no sabemos qué hacer.

Lo primero que quiero decir, es que ante la sospecha de que estés de parto, lo consultes. Os recuerdo la entrada de:

¿Estoy de parto? (tumatrona.org). Os servirá de repaso de lecciones anteriores, jajajaja. 

En ocasiones, como digo, nuestro bebé tiene montón de ganas de nacer, y su nacimiento se convierte en una carrera de velocidad. Existe una diferencia enorme a la hora de actuar, en el caso de estar acompañada o estar sola. calmaEn cualquier caso, las dos cosas más importantes son: 1/ aunque parezca una salvedad, es no perder la calma, en la medida de lo posible. 2/ Imprescindible, pedir ayuda profesional, llamar al 112 que ellos sabrán que hacer. En el caso de estar sola, avisa a alguien cercano para que acompañe/ayude.

Tanto si estás acompañada como si no, nunca pierdas el rumbo del acontecimiento, tu hijo va a nacer y tu le vas a ayudar. Confía en tu cuerpo y escúchale, movilízate como te apetezca, túmbate, camina, sumérgete en agua,…, en fin, piensa que puedes parir a tu hijo sola o acompañada, que en ese momento no hay marcha atrás.

¿Qué preparar?

  1. Varias toallas: secarán al bebé y evitarán que se quede frío.
  2. Mantas calientes: con bolsa de agua caliente o manta eléctrica. Calentarán al bebé.
  3. Cordones de zapatos, goma elástica,…: anudará el cordón umbilical impidiendo que sangre. Importante anudar bien fuerte.
  4. Tijeras: cortarán el cordón umbilical.
  5. Almohadas, cojines, sillas, mantas,…: todo lo necesario para que la mamá este lo más cómoda posible.

Llegado el momento de la salida del bebé = Expulsivo, colócate como mejor empujes, en todo momento es imprescindible tu comodidad. En el caso de que prefieras tumbarte, procura colocar un cojín duro debajo de tu zona lumbar baja (zona sacra), permitirá una mejor salida del niño.

Tu hijo nacerá sin ayuda, solamente con tus pujos verás que desciende por tu canal de parto sin tocarlo. Cuando saque la cabecita, rotará hacia un lado (derecha o izquierda), luego sacará el hombro de arriba y luego el de abajo, y por último saldrá el resto del cuerpo. En todo ese proceso sujétalo con ambas manos y, si quieres, ayúdale en sus movimientos de forma muy suave.

pielUna vez esté fuera, colócatelo encima de tu pecho sin ropa, sécale muy bien con las toallas, mientras tanto frótale bien para estimular el llanto y su primera respiración. Ponle una manta caliente por encima, es muy importante que no pierda calor, lo conseguirás con tu calor corporal y la manta calentita por encima de él/ella.

El cordón umbilical no es una cosa que deba preocuparnos demasiado, si no tienes con que cortarlo, o no te atreves, no te preocupes y espera a que llegue el equipo sanitario y lo hagan ellos. El bebé puede estar unido a la placenta bastante tiempo sin problemas. cortarEn cualquier caso, ¿cómo se corta?. Anuda dos cordones, gomas o lo que tengas, en dos puntos distintos del cordón bien fuerte, y con las tijeras limpias (si están hervidas en agua mejor) corta el cordón que quede en medio de esos dos nudos, como veis en el dibujo se corta entre los dos clamps/nudos.

El siguiente paso es la expulsión de la placenta = Alumbramiento, notarás aún contracciones, aunque no tan intensas. En algún momento comenzarás a sangrar ligeramente, quiere decir que la placenta se está desprendiendo del útero, tras eso irá saliendo. En ningún caso tires de ella, saldrá sola. Una vez salga la placenta, procura masajearte la “tripa” vigorosamente, por debajo del ombligo, mejorará la involución uterina (el útero se hará pequeño mejor) y evitarás sangrar.

Pues bien, ya ha nacido tu hijo/a, si has logrado llegar hasta aquí, enhorabuena y OLE, OLE y OLE, lo has conseguido. Que sepas que eres toda una heroína y lo has hecho genial, te has ganado el título de “SUPER-MAMÁ”. 

supermama