Ojo, ¿a quién pedimos ayuda?

Comenzaré mi entrada describiendo el camino para llegar a ser una Enfermera especialista en Obstetricia y Ginecología. Lo explicaré por puntos, sería muy largo:

  • images- Titulación de Bachillerato de Ciencias de la Salud.
  • - Examen de Selectividad en junio, con nota suficiente para acceder a la Carrera de Enfermería.
  • - Cuatro años de Carrera Universitaria de Enfermería.
  • - Realizar examen oposición EIR, para acceso a la especialidad (examen estatal). Quedar entre los 400 primeros aspirantes de 15000 personas que se presentaron el año que yo conseguí la plaza.
  • - Desarrollar 2 años de enfermero residente, en la Unidad Docente española dónde has tenido la suerte de conseguir la plaza, en mi caso en Albacete, recordar que yo soy de Cantabria (ojo la distancia).
  • - La residencia consiste en: guardias en paritorio de referencia y en paritorio de hospital comarcal, clases teóricas, seminarios, sesiones clínicas nuestras, trabajos, casos clínicos,……, y Proyecto de Especialidad que se lleva a cabo a lo largo de esos dos años por su complejidad.

exclenciaPues bien, con la más pura vocación en esta profesión, caminé todo esto con los mínimos altibajos, creyendo en mí y en mi labor como matrona y en la importancia que tiene para la población, para las mujeres, bebés y familias. En definitiva, me esforcé y me esfuerzo por estar al día en los nuevos avances científicos en este campo, estudiar todo aquello que me quedó en el tintero, para continuar siendo la especialista que soy y garantizar a las personas a las que ayudo, los cuidados óptimos.

images (1)¿Por qué os cuento todo esto?, al sumergirme en el campo de la maternidad, cuál fue mi sorpresa que conocí la existencia de un grupo de personas, que creen formar parte del colectivo sanitario, se llaman Doulas, ¿os suena?. Pues bien, para ser Doula no es preciso tener estudios previos, ni sanitarios, ni universitarios, ni siquiera primarios, simplemente hay que querer serlo. ¿Lo véis justo?, ¿creéis que tienen derecho a hacerse pasar por lo que no son?. Alegan que acompañan a las mujeres y que las familias se sienten respaldadas por ellas, sin miedo a equivocarme, digo que eso no es cierto, una mujer se sentirá más segura, respaldada, relajada, confiada,…., con una profesional a su lado, con una Matrona a su lado. Nosotras nos hemos preparado durante mucho tiempo para ello, abarcamos un campo biológico-psicológico-social, incluso espiritual, de la maternidad. No sólo atendemos partos, cuidamos a las mujeres y a sus familias.

Las Doulas se ganan la vida ofreciendo un servicio sin ningún rigor científico, sin respaldo de ningún profesional de la salud, y sobre todo cobrando por ello, las mujeres se creen lo que escuchan, confían en ellas y ellas se aprovechan de su vulnerabilidad. Repito que no me parece justo, ni para la población en general, ni para los profesionales de la salud, sin duda creo que ejercen intrusismo profesional.

¿Qué os prece?, cuidado con este fenómeno