Historia de un parto

Fijaros en el emotivo testimonio de una MADRE rota, defrudada y dolida, todo ello a pesar de que que su hijo naciera sano y su parto fuese ¿perfecto?, juzgar vosotros mismos. He de reconocer que mis ojos soltaron alguna lagrimilla, creo firmemente que estas situaciones se pueden evitar. Es “larguillo” pero merece mucho la pena.

¡¡¡Los pequeños detalles marcan la diferencia en nuestra vida!!!