¡Duérmete mamá, duérmete ya,…..!

sueño

Se calcula que, aproximadamente un 65-95% de las embarazadas sufren algún problema con su “sueño” y/o “descanso”. Estas dificultades suelen aparecer ya en el tercer trimestre, sin embargo, es posible que algunas de vosotras, ya lo sufráis desde las primeras semanas.

Los principales problemas que puede que notéis son:

  • - Insomnio
  • - Somnolencia diurna
  • - Síndrome de apnea del sueño
  • - Ronquidos
žEstos trastornos del sueño condicionan la calidad de vida y la salud de las embarazadas, así como, en la calidad y el tipo de parto. También se han descrito consecuencias importantes para la salud del feto.
Es importante que sepáis, que en la mayoría de estos trastornos en el sueño, repercute de forma muy importante los hábitos de vida de la mujer. Un ejemplo de estos hábitos son el sedentarismo o el sobrepeso, ambos modificables por ti misma y si fuese necesario por un profesional que te asesore. Sería más importante aun, si cabe, modificarlos  antes del embarazo (cuidados preconcepcionales).

 

“TE RECOMIENDO”

 

  • - Si crees que tienes algún problema con tu sueño/descanso, pide ayuda
  • - No te automediques, siempre consúltalo
  • ž- Mantén una dieta equilibrada, evitando el café, te y tabaco
  • - Cena temprano y bebe poco líquido durante la cena. Orina antes de acostarte
  • - No hagas ejercicio físico justo antes de acostarte
  • ž- Controla la ansiedad: relájate con un baño o ducha, que tu pareja te de un masaje, y  transforma tu habitación en un espacio tranquilo
  • - Descansa de lado y con las rodillas ligeramente flexionadas
  • - Utiliza varias almohadas y cojines para facilitarte varias posturas
  • ž- Si tienes calambres, aprieta con fuerza el pie contra la pared o contra el suelo
  • - Coloca “alzas” debajo de las patas delanteras de la cama, de esta manera subirás el cabecero unos centímetros y reducirás el reflujo gástrico.
  • - Utiliza velas de olor relajante y música suave para estimular el sueño.
  • - Evita el dolor de espalda: “ojo” con el calzado, evita levantar peso y haz ejercicio

Espero que estas pequeñas ideas te ayuden a descansar mejor, tu cabeza, tu cuerpo y sobre todo, tu bebé, te lo agradecerán. Y recuerda que si tu problema aun con estos consejos no se soluciona, pide ayuda a tu matrona o médico.

¡ DULCES SUEÑOS !