¿Cómo extraigo el alimento de mi hijo?

lactancia1-600x400En ocasiones muchas mujeres, por el motivo que sea (recién nacido hospitalizado, trabajo de la madre, etc…), no tienen la posibilidad de darle de mamar a sus bebés tantas veces como ellos necesitan. También es posible, que la mujer necesite vaciar sus pechos por excesiva ingurgitación mamaria, aunque el bebé mame sin complicaciones.

Por ello, existen distintas técnicas que nos permiten extraer la leche materna y conservarla para cuando tengamos que disponer de ella. De este modo otro familiar podría alimentar al bebé sin la necesidad de que esté su madre presente, o nosotras mismas podremos disponer de esa leche para el momento que sea.

Como digo, existen distintas técnicas de extracción de leche materna, sin embargo un punto en común de cada una de ellas es la preparación de las mamas antes de comenzar a utilizar cualquiera de ellas:

  1. En primer lugar para mejorar el reflejo de salida de la leche, sería conveniente que os situarais cerca de vuestro hijo, en el caso de no poder, tener cerca algún objeto suyo o algún olor que os recuerde a él/ella.
  2. En segundo lugar lavaros las manos con agua y jabón, el pecho no es necesario, con la ducha diaria sería suficiente. 
  3. Aplicamos calor seco en ambos pechos.
  4. descargaDespués procederíamos a estimular el pecho, llamando a la leche: realizaríamos un masaje, primero haciendo círculos desde la base de la mama hasta el pezón por toda la circunferencia de la misma. Después acariciaríamos las mamas desde la base hasta el pezón, de nuevo por toda la circunferencia y, por último, con ambas mamas hacia abajo mirando al suelo realizaríamos suaves sacudidas.
  5. Una vez tengamos nuestras mamas preparadas para la extracción de su leche, procederíamos.

En el mercado podemos encontrar infinidad de opciones de sacaleches manuales, a pilas, con batería,…., sin embargo, una forma fácil, barata y sana sería la extracción manual de tu leche sin necesidad de instrumentos. A priori, os parecerá difícil o extraña,  pero sin duda os animo a que probéis. Lo más importante de esta técnica es que requiere entrenamiento y correctas indicaciones para llevarla a cabo:

  1. Screen shot 2011-01-21 at 5.40.56 AMUna vez estimuladas las mamas, coloca los dedos índice y pulgar en forma de “C”, formando una línea recta, sobre la base de la areola.
  2. Sin deslizar los dedos por la piel, presiónalos  hacia el tórax.
  3. Sin soltar la presión trata de juntar las yemas comprimiendo los conductos para que salga la leche.
  4. Repite la maniobra en toda la circunferencia del pecho hasta que deje de salir leche.Repite la operación con el otro pecho.
  5. Puedes repetir la extracción con ambos pechos, es posible que aún quede más leche.

Haciendo referencia a los sacaleches, existen distintos tipos: manuales, con pilas, eléctricos,… en cualquier caso yo os recomendaría aquellos que mejor simulen la succión que haría tu hijo. Cada fabricante tiene sus propias indicaciones, no obstante, dentro de todos los sacaleches, los eléctricos por sus características, serían los que mejor se adaptarían tanto a tu anatomía como a tus características.

Por último, recordaros que tanto si tenéis una lactancia natural, como si realizáis una extracción de la leche de forma manual o con sacaleches,

“cuanta más leche te saques, más leche producirás”.

 

Iniciación a la lactancia materna

La lactancia de tu bebé funcionará mejor si no sigues técnicas y dejas que todo surja de forma espontánea. Para ello, debes estar semi-acostada o sentada con la espalda reclinada hacia atrás, y colocar el bebé boca abajo sobre ti, con la cabeza situada entre tus pechos descubiertos, de modo que no quede ni un trozo del cuerpo de tu bebé que no esté en contacto con el tuyo. No es necesario sujetarlo, sólo vigilarlo, porque la propia gravedad lo mantiene firme.

POSTURAS-PARA-LA-LACTANCIAMATERNA-300x204Tu bebé cabeceará, buscará y escogerá un pecho, lo golpeará repetidas veces con la barbilla hasta “engancharse al pezón + areola”. Puede tardar varios minutos, más si acaba de nacer. Si por la forma o tamaño de tu pecho, o por que estás dolorida, el bebé no lograra “hacerse con tu teta” puedes ofrecérsela tú sujetándola entre los dedos pulgar e índice, la mano en forma de “C”.

Lo normal es pasar muchas horas al día amamantando, si no buscamos estar
cómodas sufriremos dolor de espalda y las tomas se nos harán interminables. Es buena
idea tener preparado un lugar cómodo para amamantar durante el día que puede ser por ejemplo un sillón. Es buena idea disponer también de cojines para poder apoyar los brazos mientras sujetas al bebé o apoyarlo ocasionalmente necesitas una mano
libre, y como no, mantener los pies sobre un “reposapies”. Procura tener todo aquello que vayas a necesitar durante la toma a mano (pañuelos, teléfono, mando a distancia, libro, vaso de agua, etc….), ya que, sobre todo las primeras semanas las tomas serán prolongadas.

pecho agarreEn cualquier caso y sea cual sea la postura o posición escogida, es importante verificar que el bebé esta succionando correctamente, con la boca bien abierta, los labios evertidos, la lengua debajo del pezón y con nariz y barbilla tocando el pecho. Es posible que se os pase por la cabeza la pregunta de: ¿no se ahogará?. Que no cunda el pánico, los bebés como seres humanos que son en el momento que no puedan respirar se apartarán del pecho, además por las características de su nariz, “chata”, les permite respirar mejor durante la toma.

Posturas hay diversas, todas sirven y la elección de una u otra dependerá del lugar, las
circunstancias o las preferencias de cada una de vosotras y vuestro bebé. En cuanto a la forma en que es colocado el bebé para que mame, lo llamaremos posición, y en cualquier caso, lo más importante de ambas cosas es que, en ningún caso debe de doler.

A continuación os dejo una foto que representa distintas posturas que puedes tomar, cada una de ellas las iré explicando en entradas posteriores, ¡ve practicando!.

11

 

 

El mejor alimento para tu hijo

lactancia

Gracias a las madres y profesionales que han luchado por ello, la lactancia materna está regresando al estatus que se merece.

Haciendo una reflexión personal, me resulta curioso que la lactancia materna funcione tan mal en nuestro medio. Creo que nuestra población, por una extraña razón, no confía en en la lactancia natural. Y sobre todo creo, que los que menos confían en ella, son los propios sanitarios, quizás por una escasa formación o por desinterés.

Está claro que cada mujer a de tomar la decisión personal de cómo va a alimentar a su hijo, sin embargo es responsabilidad de nosotros, profesionales de la salud, el aconsejar, informar y ayudar a las madres sobre las ventajas e inconvenientes de las opciones de las que disponemos.

Por una convicción personal profunda, de que la lactancia materna ha de ocupar un lugar imprescindible en el proceso de maternidad y del cuidado de nuestros bebés, he querido abrir un apartado sólo para este tema apasionante e imprescindible en mi profesión.

Tendremos mucho de qué hablar, de momento os facilito enlaces a páginas web interesantes:

-  Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna

- La Liga de la Leche

http://www.lalecheleague.org/LangEspanol.html

- Lactamor (pagina del grupo de apoyo de Asturias).

http://www.lactamor.org/index.html

- Medicamentos y lactancia

http://www.e-lactancia.org